TDAH

Según el manual diagnóstico de los trastornos mentales DSM-5 (APA, 2014), el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) consiste en la expresión de un patrón permanente de impulsividad, hiperactividad o falta de atención, que produce una interferencia en el desarrollo o en las actividades habituales de la persona:

La Inatención requiere que seis (o más) de los síntomas expresados a continuación se mantengan durante un periodo de 6 meses, que afecten el rendimiento académico, social, laboral, o que se produzca un desajuste en relación con el nivel de desarrollo. En adolescentes y personas mayores de 17 años de edad, se requiere como mínimo la manifestación de cinco de los siguientes síntomas:

  • Frecuentemente no presta atención a los detalles o comete errores en el colegio, el trabajo o en diferentes actividades que se producen por distracción (p. Ej., Realizar las tareas sin precisión o sin tomar atención a los detalles).
  • A menudo le cuesta mantener la atención en actividades de ocio u otras (p. Ej., Le resulta dificil estar atento en clase, seguir conversaciones o realizar una lectura de textos durante un tiempo prolongado).
  • Frecuentemente parece que no escuche cuando le hablan (p. Ej., Tiene la mente en otras cosas, también en ausencia de estímulos distractores).
  • Frecuentemente no sigue las indicaciones y no finaliza los deberes académicos o las tareas laborales (p. Ej., Comienza las actividades pero se distrae fácilmente).
  • A menudo muestra dificultades para organizarse (p. Ej., Le cuesta gestionar tareas secuenciales; ordenar los materiales; es desorganizado y no gestiona adecuadamente el tiempo o no cumple los plazos).
  • A menudo rechaza o le desagrada realizar actividades que requieren atención sostenida (realización de deberes en adolescentes o en personas adultas en la preparación de informes, formularios etc ...).
  • Frecuentemente pierde las cosas que requiere para realizar actividades (p. Ej., artículos escolares como rotuladores, libretas u otros objetos como monederos, llaves, el móvil).
  • A menudo se distrae por otros estímulos (en adolescentes y adultos, la distracción puede ser debida a pensamientos desvinculados de la tarea que está realizando).
  • A menudo no recuerda realizar las actividades cotidianas (p. Ej., olvidar los deberes encomendados, o en adultos olvidar devolver una llamada o asistir a una cita).

La Hiperactividad e impulsividad requiere la presencia de un mínimo de seis de los siguientes síntomas, mantenidos durante un mínimo de 6 meses en un nivel desajustado al nivel de desarrollo y que interfieran en el desempeño académico, laboral o social. En adolescentes o adultos (a partir de 17 años), se requiere la manifestación de cinco síntomas como mínimo:

  • A menudo da golpes o juega con los pies, con las manos o se remueve en su asiento.
  • A menudo se levanta en circunstancias en las cuales debe permanecer sentado (p. Ej., Se mueve en la clase o en la oficina, o en otras situaciones que requieren mantenerse quieto).
  • Frecuentemente corre o trepa en circunstancias en que no es adecuado. (Nota: en adolescentes o adultos, puede consistir en inquietud.)
  • A menudo le resulta imposible jugar o realizar actividades de ocio de forma tranquila.
  • A menudo actúa como si ''funcionara a motor'' (p. Ej., se siente incómodo o no puede permanecer quieto durante un tiempo prolongado, en reuniones, cenas, a terceras personas les puede estar intranquilo o costarle seguirlos)
  • Frecuentemente habla en exceso.
  • A menudo responde de forma inesperada o cuando aún no se ha concluido la pregunta (p. Ej., Finaliza las frases iniciadas por terceras personas o no respeta su turno en los diálogos).
  • Frecuentemente le resulta difícil esperar su turno (p. Ej., cuando espera en una cola).
  • A menudo interrumpe  (p. Ej., Se inmiscuye en las conversaciones o los juegos; utiliza cosas de terceras personas sin tener su permiso, en adolescentes o adultos puede adelantarse o interferir en las actividades de terceras personas).

Algunos de los síntomas de inatención, hiperactividad o impulsividad propios del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) estaban presentes antes de los 12 años y se manifiestan en dos o más ámbitos (en casa, en el trabajo, con los compañeros, en el colegio, o en otras actividades), y afectan el ámbito social, laboral, académico o familiar.

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) puede manifestarse de forma:

  • Combinada: En el caso que se cumplan los criterios de inatención y de hiperactividad-impulsividad durante los últimos 6 meses.
  • Con predominio de falta de atención: cuando se cumple el criterio de desatención, pero no se cumple el criterio de hiperactividad-impulsividad en los últimos 6 meses.
  • Con predominio hiperactivo/impulsivo: cuando se cumple el criterio de hiperactividad-impulsividad, pero no se cumple el criterio relativo a la inatención en los últimos 6 meses.

La mejor asistencia psicológica en Girona a su alcance

Consulte sin compromiso