Deshabituación Tabáquica

Según el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5 (APA, 2014), podemos considerar la presencia de un trastorno por consumo de tabaco cuando el patrón de consumo de tabaco es problemático y produce una afectación o un malestar importante que está determinado por la manifestación de dos o más de los siguientes síntomas en el plazo de 12 meses:

  1. La frecuencia y la cantidad del tabaco consumido es superior o se produce durante más tiempo del previsto.
  2. Se manifiesta un deseo persistente o los esfuerzos para controlar el consumo de tabaco resultan infructuosos.
  3. Se dedica mucho tiempo a la búsqueda del tabaco o en su consumo.
  4. Se produce el deseo o la imperiosa necesidad de consumir tabaco.
  5. El Consumo de tabaco conlleva el incumplimiento de las obligaciones en el trabajo, en la escuela o en el domicilio (p. Ej. Interfiere con el trabajo).
  6. El consumo habitual de tabaco continúa aunque provoque problemas sociales o interpersonales (por ejemplo discusiones con terceras personas o con la pareja).
  7. El consumo de tabaco repercute en el abandono o la disminución de ciertas actividades sociales, laborales o de ocio.
  8. El consumo de tabaco se realiza en situaciones en las que conlleva un riesgo (por ejemplo fumar en la cama).
  9. El consumo de tabaco sigue a pesar del conocimiento de un problema físico o psicológico que está siendo generado o exacerbado por el tabaco.
  10. La presencia de tolerancia, determinada por alguno de los siguientes criterios:
    a. La necesidad de consumir cantidades mayores de tabaco para alcanzar el efecto deseado.
    b. Una disminución del efecto producido por el consumo de la misma cantidad de tabaco.
  11. Abstinencia, determinada por alguno de los siguientes criterios:
    a. Manifestación del síndrome de abstinencia del tabaco (véase a continuación los criterios A y B relativos a la abstinencia de tabaco).
    b. Se consume tabaco (o otras substancias parecidas, como la nicotina) para disminuir o evitar la sintomatología propia del síndrome de abstinencia.

Abstinencia de tabaco

La abstinencia de tabaco según el DSM 5 (APA, 2014) consiste en un consumo de tabaco diario que se produce durante varias semanas como mínimo. Frente el cese repentino o la disminución de la cantidad de tabaco consumido, se manifiestan cuatro o más de los signos o síntomas siguientes en el plazo de 24 horas:

  1. Irritabilidad, rabia o frustración.
  2. Ansiedad.
  3. Disminución de la capacidad de concentración.
  4. Incremento del apetito.
  5. Sensación de intranquilidad.
  6. Estado de ánimo deprimido.
  7. Insomnio.

Los síntomas descritos producen malestar o deterioro en el funcionamiento de la persona en uno o distintos ámbitos (familiar, laboral, social, personal...).

La mejor asistencia psicológica en Girona a su alcance

Consulte sin compromiso