Ansiedad

La ansiedad constituye una función natural y universal, que se produce de forma automática en la presencia de ciertos estímulos internos (como pensamientos) o frente algunos estímulos externos (como encontrarnos en determinadas circunstancias, personas, animales u objetos, etc.), que pueden representar un peligro para nosotros. La ansiedad es una función que actúa como una alarma que nos permite activarnos para movilizarnos de forma más eficiente frente estos riesgos, de ahí que consideramos que es una función adaptativa. La ansiedad también es funcional, ya que nos prepara activando nuestro organismo para responder huyendo o afrontando el peligro de una forma más eficaz. Algunos de los síntomas característicos de la ansiedad pueden ser un aumento de la vigilancia, un incremento de la tensión muscular u otra sintomatología autonómica como la sudoración, el aumento de la frecuencia cardíaca, alteraciones digestivas, ahogo o sensación de opresión torácica.

La ansiedad como respuesta adaptativa se puede ejemplificar cuando una persona al acercarse a un paso de peatones observa como un coche se aproxima con exceso de velocidad. En esta situación, la ansiedad se actuaria incrementando la respiración y la frecuencia cardíaca, incrementando el riego sanguíneo, para mediante una mayor oxigenación mejorar la tensión y la respuesta muscular. Estos cambios facilitarían una mejor respuesta para evitar el atropello.

A pesar de que la ansiedad puede ser positiva en el día a día, si la respuesta se produce de forma excesiva, se cronifica, se activa en respuesta a estímulos que no constituyen un peligro objetivo, produce un malestar importante o interfiere en la vida de la persona. En estos casos nos referimos a ansiedad patológica, que puede constituir un trastorno de ansiedad. Entre los trastornos de ansiedad más comunes, cabe mencionar el trastorno de pánico, la ansiedad generalizada, las fobias específicas y la ansiedad por separación, entre otras.

La mejor asistencia psicológica en Girona a su alcance

Consulte sin compromiso