Adicciones

Las adicciones se caracterizan por un deseo y una falta de control del consumo de una sustancia o de la realización de una conducta. A pesar de la interferencia que produce en el ámbito laboral, familiar, académico, social o personal y de las repercusiones para la salud, persiste el consumo o la realización de la conducta. La persona experimenta un fracaso continuado en el intento de limitar o abandonar el consumo o la realización de la conducta.

El síndrome de abstinencia característico de las adicciones a sustancias, consiste en determinados síntomas físicos (pérdida del apetito, alteraciones del sueño), síntomas psicológicos (irritabilidad, agitación, inestabilidad emocional, inquietud) y conductuales (búsqueda de la sustancia, mentir, disminución del rendimiento laboral o académico), que se manifiestan cuando la persona no puede consumir la sustancia o realizar la conducta adictiva. También se puede producir tolerancia, que supone la necesidad de consumir una dosis mayor, para obtener los mismos efectos que la persona previamente obtenía con una dosis inferior.

El DSM-5 (APA, 2014) contempla diferentes tipos de sustancias susceptibles de adicción tóxica como el alcohol, el cannabis, los opiáceos, los estimulantes (cocaína, anfetamina), el tabaco, los alucinógenos, los sedantes, los hipnóticos y los ansiolíticos. También existe un grupo de adicciones denominadas conductuales o sin sustancia, que se caracterizan por la realización de determinadas conductas, entre las que se encuentran la adicción a las nuevas tecnologías (a los móviles, internet, videojuegos), la adicción al sexo , al trabajo, al juego o a las compras.

En las adicciones tóxicas el consumo a medio y largo plazo puede producir consecuencias para la salud, en alterar la estructura cerebral, especialmente las áreas del cerebro encargadas de la recompensa, que pueden conducir a un déficit de control de la conducta. Otras consecuencias para la salud pueden consistir en problemas de la atención o la memoria, así como problemas afectivos como la ansiedad, la depresión y otros trastornos mentales. Las adicciones también se han relacionado con determinadas enfermedades, como por ejemplo cardiopatías o problemas digestivos.

Si reconoce los síntomas expuestos, contacte con Squema Centro de Psicología, para realizar una evaluación de su caso.

La mejor asistencia psicológica en Girona a su alcance

Consulte sin compromiso